Galería fotográfica

BANNER-ASTOR-MEDELLIN-TRAVEL

Repostería Astor

Repostería Astor

En 1930, el suizo Enrique Baer abrió el Salón de té Astor en Medellín, Colombia, donde había llegado unos años antes a trabajar como técnico pastelero en una fábrica de chocolates.

En la entrada del establecimiento, se exhibían para antojo de sus visitantes las galletas, los alfajores de almendra, las nueces de miel, las canastas de chocolate, los bizcochos, el famoso y tradicional “sapito”, y otros coloridos moritos, denominados así porque el acento natal de Don Enrique le impedía pronunciar el sonido de la doble ere en español, cuando se refería a “morritos” de bizcocho.

El Astor evocará por siempre los encuentros amorosos, las fiestas de quinceañeras, las tertulias y confidencias de amigos, los mejores dulces de la infancia.

Después de más 88 años de trayectoria El Astor continúa siendo un referente cultural de la ciudad, de su transformación y crecimiento, que continuará en el corazón de Medellín.